Aumento de la fecundidad en uniones libres y los derechos de l@s hij@s

Los retos del Estado para garantizar el aumento de l@s niñ@s que nacen afuera de los matrimonios. La profesora Joice Melo Vieira, Profesora del Departamento de Demografía de la Universidad Estadual de Campinas, habla sobre el tema.

Anuncio publicitario

Pueblos indígenas e afrodescendientes en América Latina

(Siganos también en los VídeosFotosFacebook)

En las últimas sesiones del último día del VI Congreso Alap, se pudíeron discutir datos y políticas específicas para poblaciones indígenas y afrodescendientes. Fabiana del Popolo, de Cepal/Celade, presentó vastas informaciones sobre los pueblos indígenas en América Latina. Los datos generales permiten ver que actualmente, más de 500 años después, finalmente, los indígenas volvieron a las tasas de población de la época del descubrimiento, sin embargo el detalle deja muy claro que hay poblaciones indígenas todavía muy amenazadas. En Brasil, por ejemplo, hay 70 pueblos con dificultades, con menos de 100 personas, una parte no tiene más que 10 personas, en peligro de desaparición. En Chile, 70% de los indígenas registrados son mapuches. Hubo una disminución importantisima de la mortalidad infantil, pero todavía hay brechas importantes.

«Tiramos los indicadores para los totales indígenas, pero eso muchas veces no refleja la realidad de todos los pueblos indígenas. Es necesario haber una evaluación pormenorizada, es preciso fortalecer la institucionalidad de los datos y de la política. Si queremos avanzar en términos de Estados pluriculturales, es necesario un rediseño de los sistemas estadisticos», dijo Fabiana del Popolo.

Comentando el tema, la participante de la sociedad civil Tarcila Rivera, recordó que, en Perú, » cuando se habla del indígena, solo se habla de la Amazonía. Se piensa que el indígena es solo el que esta en la situación más alejada. Cuando los andinos reclaman derechos, dicen que se tratan de campesinos y no de indígenas. Hay una agenda pendiente en la política en el nivel federal»

La profesora Maira Estela Cunha, del Nepo/Unicamp, debatió la vulnerabilidad a la que los afrodescendientes están expuestos en Brasil. En términos de educación y salud, siguen existiendo brechas muy claras entre los grupos de blancos y negros. Hay un acumulo de desventajas que la población afrodecendiente tiene en Brasil, como en el caso de analfabetismo y número promedio de años de estudio.

«El censo comenzó a visibilizar la discriminación en Brasil. A partir de eso, Brasil pudo empezar a pensar políticas con un corte racial», explicó la experta.

Ella también llamó la atención para el excesivo número de negros muertos en homicidios: «hay un genocidio masculino de adultos jóvenes entre los negros en Brasil».

Retos para la información y las políticas para personas con discapacidades

(Siganos también en los VídeosFotosFacebook)

Uno de los temas que también tuvo espacio en el VI Congreso Alap fueron las encuestas y estudios sobre los discapacitados. Hasta 1990, casi ningún país de América Latina hacía captación de datos para discapacitados. En 2010, prácticamente todos lo hacen. Es un avance innegable porque, al les hacer visibles, eso facilita la promoción de políticas específicas.

Clara Márquez, del Colegio de México, hizo su ponencia comparando los datos de empleo y salario de personas con y sin discapacidad en México. La tasa de participación económica entre aquellos con algún tipo de discapacidad es de 29,9%, mientras aquellos sin discapacidades son 62%. Las tasas de trabajo por cuenta propria, o sea, el informal, son mucho más altas en el caso del primer grupo, bien como son más bajos los sueldos. Eso evidencia que hay un proceso no solo de exclusión laboral, sino también de segregación y de bajos salarios. Según la experta, unos 40% del diferencial de los salarios, puede ser explicado por la discapacidad. Lo demás son señales del prejuízio.

El gráfico abajo, del trabajo de Daniela González Ollido (Celade/Cepal), demuestra la asistencia a la escuela en varios países de personas con y sin discapacidades. Los resultados no son exactamente malos, pero Ollido llamó la atención al hecho de que, tal vez, las escuelas no sean las buenas, adaptadas para las necesidades de es@s niñ@s

Congreso.disca

 

Lo que falta en la agenda de salud reproductiva en América Latina

(Siganos también en los VídeosFotosFacebook)

Atentos a las cuestiones de fecundidad, mismo en tiempos de caída en los índices generales, la demógrafa Suzana Cavenaghi organizó una plenaria en el VI Congreso de Alap para recordar que la agenda de salud reproductiva es permanente y que todavía hay desafíos que se presentan en el continente.

El muy reconocido profesor John Casterline, de la Ohio State University, vino a Lima hablar de los embarazos no deseados, sus patrones y implicaciones. Según sus investigaciones, basadas en la encuesta DHS, el embarazo no deseado se está cayendo en muchos países de América Latina. Esta hoy en un promedio al rededor de 15% en tiempos post-transición demográfica. Antes el promedio era de 30 a 50%. Pero, aún actualmente, las tasas de nacimientos no deseables están cerca de 25% en Brasil, Colômbia y México.

«Hoy están bien identificadas algunas consecuencias del embarazo no deseable, pero otras como el impacto en el hogar y en la comunidad no fueron todavía suficientemente analizadas», afirmó Casterline. El profesor, claro, no descartó los riesgos desde la perspectiva de l@s hij@s.

Sin embargo, de acuerdo con sus hallazgos, el hecho de que se tratan de embarazos no deseables no sugiere haber fuerte impacto, o sea, no se identifica un problema con reflejos sociales.

Por otro lado, o que se nota es que tal variable puede ser utilizada como una proxy para situaciones de vulnerabilidad y que las decisiones individuales son relevantes en la opción de tener un hijo.

Jorge Rodriguez, de Cepal/Celade, uno de los campeones en participación de ponencias, mesas y plenarias en ese Congreso, observó una de las más fuertes brechas que aún existen en términos de derechos sexuales y reproductivos que es el embarazo en la adolescencia. Indo en un rumbo opuesto a la fecundidad general en América Latina, los datos de fecundidad para los adolescentes indican que hay todavía una tasa muy alta de embarazos en las edades más bajas.

«Somos una región que se aparta de la norma: la fecundidad adolescente comparada con la fecundidad general es diferente del resto del mundo», dijo. De hecho, si fuera acompañara las tendencias, Brasil debería tener indices más bajos de fecundidad en la adolescencia. «El resultado es que somos una región de ingreso medio, pero con un comportamiento semejante a areas de ingreso muy bajo», apuntó.

En la década de los 90, mismo con mucha propaganda sobre los riesgos de la SIDA, aumentaron los embarazos en la juventud en América Latina. En la década de 2000, empezó una tendencia de descenso de la maternidad adolescente, aún así, en 2010, el nivel es mayor que en 1990. La caída no fue suficiente para contrarrestar el alza de los 90. En el caso específico de Ecuador, México y República Dominicana, incluso, hubo un aumento del promedio en la década de 2000. En Brasil, la caída fue bastante fuerte.

Visto por otra parte, la desigualdad entre adolescentes madres ricas y pobres aumentó bastante en la región: las de menores ingresos siguen con tasas muy altas de embarazo temprano.

«No hay dudas de que, en los últimos 20 anos, la iniciación sexual se ha adelantado, pero la fecundidad no tiene que ver con la actividad sexual, sino con la no prevención», destacó Rodriguez.

Wanda Cabella, del Programa de Población – Udelar, Uruguay, fue al punto de las bajas tasas de fecundidad en América Latina. Países como Guatemala, Haiti y Honduras todavía presentan tasas más altas de fecundidad; Chile, en contrario, tiene números bien bajos. Según la investigadora, la fecundidad reciente desciende, pero no en el mismo ritmo, dependiendo del país de que se trate, pero ella vé una tendencia de convergencia de número de hijos por mujer abajo de los 3, cerca de los 2.

«El descenso de las madres con más de 3 hijos es el más notorio», destacó Cabella. Un avance notado, que trae, igualmente, un reto es que «hoy la mayoría de las adolescentes dice que no quería tener el hijo, antes no, decían que, sí, lo querían». El desafío ahora es dar las condiciones para las que no quieran no se queden embarazadas.

Terminando las presentaciones, Maria Antonieta Alcalde, de la International Planned Parenthood Federation, mostró su visión bastante optimista de los avances desde el Cairo. «Eso de que los derechos sexuales hayan sido incluidos en el Consenso de Montevideo es una grande noticia. Yo tengo una visión mucho más optimista en términos de avances de los derechos sexuales en América Latina, una región que está hoy más avanzada que otras partes del mundo cuanto a búsqueda para garantizar tales derechos», completó.

Los largos desafíos en la migración de hondureños y haitianos

 (Siganos también en los VídeosFotosFacebook)

Congreso.MigraExt.

Sin duda, un tema muy atractivo a los estudios demográficos en la actualidad, la migración fue el asunto de una las mesas, especificamente hablando del caso caribeño: Honduras y, sobretodo, Haití.

Partiendo de Honduras, el profesor Manuel Antonio Flores Fonseca, de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, utilizó dados de encuestas de Estados Unidos para saber quiénes son los migrantes de su país. El tema está muy de moda esos tiempos, por causa de los «niños migrantes» y las medidas que piensan tomar EEUU para contener este flujo.

El profesor recordó que hay, desde Honduras, motivos estructurales, tales como pobreza, para influenciar la migración, pero también motivos recientes que estimularon ese movimiento: la crisis económica reciente, el golpe de Estado, el aumento de la violencia (hoy Honduras es de los países con mayores tasas de homicidios). Como resultado, se fue creando también una cultura de emigración que facilita mucho el flujo de nuevos migrantes. Los Estados Unidos son el destino preferido, pero igualmente España empieza a aparecer en los registros.

De acuerdo con sus datos, 2/3 de los hondureños migraron a EEUU en las dos últimas décadas; la mitad llegó allá entre 2000 y 2010. Los destinos elegidos son Florida, Texas, NY y California. No hay, en el caso de hondureños, una femeninzación de la migración, la mayor parte es de solteros y la mayoría es no ciudadano. Cuando se trata de la migración calificada, el número de mujeres es más alto. Sobre los niños migrantes, el profesor creé que es un muy de moda y visible, pero que los flujos no se cambiaron tanto en los últimos tiempos.

El haitiano Schwarz Coulange Méroné, del Colegio de México estudió las relaciones no muy amigables de las políticas de migración entre Haití e República Dominicana. Aunque los dos países tengan muchas relaciones económicas y políticas, haya vista el facto de que dividen una misma isla, no hay una coordinación de los intentos, más bien se pasa el contrario. El flujo migratorio ya dura más de un siglo, pero los problemas no cesan. Recién, el gobierno de Rep.Dominicana, por ejemplo, decidió que no eran dominicanos todos que, hijos de extranjeros, no nacieron allá desde 1929.

«Situaciones como esa generan dificultades en desarrollar políticas comunes, bilaterales», afirmó Méroné. La población haitiana que vive en la Rep.Dominicana es bastante urbanizada y presenta niveles bajos de escolaridad. La migración es hecha de forma mayoritariamente irregular. «Me parece interesante es que, mismo con tantas reglas, la Rep.Dominicana no consigue contener la migración de haitianos. Incluso, tampoco los gobiernos más capacitados en ese tema consiguen», añadió.

El profesor Durval Magalhães, de la PUC Minas, presentó una larga encuesta que hicieron con el gobierno de Brasil para entender mejor la cuestión de los haitianos que están llegando al país. Algunos fatos recientes (terremoto, huracanes) hicierón con que aumentara mucho el flujo de haitianos desde el país, sin embargo, el Brasil no es el destino de preferencia, ni los haitianos son un grupo muy relevante en términos de inmigrantes en Brasil.

«Ellos eligieron el Brasil, en alguna medida, porque tenían la idea, falsa, de haber una democracia racial en el país, además de eso, se propagó en el país una versión de que Lula, cuando les ha visitado, en un discurso, les tendría invitado a vivir en Brasil. Por fin, en 2010, cuando del terremoto, la economía en Brasil iba mejor que en otras partes», explicó.

De acuerdo con el profesor, hubo tres olas de migración haitiana. La primera, era de gente con un nivel más alto de educación, en la segunda, se amplió la presencia femenina, así como redujo los niveles de educación formal. La tercera ola puede estar empezando ahora, pues están viniendo niños desacompañados, a los que el gobierno brasileño tiene que recoger para llevar hasta los parientes en la Guiana Francesa.

«Son un grupo de alta vulnerabilidad, pero hoy son 43.000 y deben llegar a 50.000 en fines de 2015. Para tener una idea, solamente en 2013, los visas para extranjeros en Brasil fueron 75.000», dijo el profesor Durval Magalhães.

Para que no se queden a la merced de los coyotes, el profesor sugiere que el gobierno desarrolle marcos legales muy firmes, trayendo para la esfera federal tal responsabilidad, una vez que las ciudades fronterizas no tienen como cuidar del flujo de gente. Por ejemplo, una de las ideas sería fijar puntos de entrada.

«El riesgo es que los haitianos sean la nueva fuerza de exploración, rol en que ya estuvieron los coreanos y los bolivianos. El Brasil precisa captar la idea de que es un país de salida, entrada y pasaje de los migrantes».

Países de pasaje, como Peru y Ecuador, que antes recibían a los haitianos en su viaje hasta Brasil ahora requieren la visa, lo que haz aún más complicada toda esa situación.